Home » Uncategorized » Variedad de agua embotellada: la mineral y la natural

Variedad de agua embotellada: la mineral y la natural

Las aguas embotelladas son todas únicas. El agua embotellada ofrece lo último en elección del consumidor.

Por ejemplo ¿Sabías que hay una gran variedad de agua embotellada para elegir?

Podrías decir que todas las botellas de agua que ves en un supermercado son todas iguales y solo cambia la marca, presentación y tamaño, pero esto no es así.

A primer vista las aguas embotelladas pueden parecer todas iguales, pero no lo son.

El 97% del agua embotellada que se vende en Europa por ejemplo, es agua mineral natural o agua de manantial.

Cada marca de agua mineral natural y de manantial tiene su propio sabor distintivo, un conjunto único de propiedades y composición mineral específica que se deriva de las condiciones geológicas presentes en el área donde se extrae el agua.

Esto posteriormente determina su sabor o sabor natural.

El agua embotellada es una opción de bebida conveniente y saludable: inmóvil o espumoso, contenido mineral alto o bajo, ofrece gran diversidad para satisfacer todas las preferencias y/o requisitos de sabor.

  1. a) Agua de manantial

El agua de manantial como el agua mineral natural, proviene de una fuente subterránea reconocida y reconocida.

Debe ser microbiológicamente segura y saludable para beber y en donde debe ser embotellada directamente en la fuente sin desinfección ni ningún tratamiento químico.

Las principales diferencias entre el agua de manantial y el agua mineral natural son que un equilibrio mineral estable no es un requisito para las aguas de manantial, aunque este es a menudo el caso.

Además de que la composición mineral no debe figurar en la etiqueta, aunque muchos productores deciden hacerlo.

Para los parámetros químicos, el agua de manantial debe cumplir con los estándares convencionales de agua potable, como el agua del grifo.

No existe un proceso de reconocimiento formal para las aguas de manantial, como ocurre con el agua mineral natural, pero se debe mantener el control de calidad y la protección de la fuente.

  1. b) Agua Potable Embotellada

El agua potable embotellada, también conocida como agua de mesa, puede originarse de diversas fuentes, incluidas las aguas subterráneas, las aguas superficiales y el suministro municipal.

El agua potable embotellada debe cumplir con las regulaciones nacionales dependiendo del país e incluso del continente.

Por ejemplo en Europa, además de las regulaciones de cada país deben acatar las regulaciones de la UE sobre agua potable, que son diferentes a las normas que rigen el agua mineral natural y las aguas de manantial.

El agua potable embotellada, también conocida como “agua de mesa” se trata y desinfecta comúnmente para el gusto.

La purificación por tratamiento químico y físico, como la cloración y la ósmosis inversa, es una práctica común.

Se puede agregar dióxido de carbono para crear un agua con gas. Los minerales pueden ser restaurados a esta agua.

De esta forma, no solo es posible conseguir agua embotellada en una tienda en una presentación perfectamente manejable y transportable, sino que también se cuenta con el formato de botellones o garrafones en donde con solo hacer un pedido de agua a domicilio, tu distribuidor te la lleva a casa sin mayor problema.

Así las cosas con el agua embotellada y su facilidad de transportación.

Comments are closed.