Home » Uncategorized » Características de las láminas de acrílico

Características de las láminas de acrílico

Hoy vamos a hablar de uno de los materiales más utilizados para el hogar y la industria como lo son las láminas de acrílico, las cuales poseen características especiales que las hacen indispensables o muy necesarias en ciertas áreas y las cuales las prefieren los profesionales. Comencemos explicando que el acrílico es un material muy noble y muy fácil de trabajar gracias a su maleabilidad a la hora de crearlo y utilizarlo donde se requiera. Ahora sí vamos directo a las especificaciones para que analices si lo que necesitas es una lámina de este material o será mejor que empieces a ver por otro lado.

Las láminas de acrílico poseen una mayor resistencia a los cambios de temperatura y a las inclemencias del clima que otras que estén hechas con algún otro plástico. Pueden estar expuestas a los diversos tipos de climas, como podría ser el intenso sol, las lluvias o el frío. Además cubren de los rayos ultravioletas, los cuales pueden afectar en gran medida al ser humano. Al igual que otros plásticos, las láminas de este material pueden contraerse o expandirse al estar en contacto con los constantes cambios de temperatura, así como con la humedad del medio ambiente. A diferencia de sus hermanos plásticos, el acrílico puede expandirse tres veces más que el metal y ocho veces más que el vidrio. Hablando en términos más profesionales, el coeficiente de expansión del acrílico y también de contracción es de .002 por ciento por cada uno de los grados que se presenten en los cambios de temperatura a la intemperie.

Una de las características que la convierten en uno de los materiales más utilizados sobre todo en la industria y la fábrica es su alta resistencia al calor, pues puede resistir elevadas temperaturas por lo que podría convertirse en un material necesarios o hasta indispensable para la seguridad de los trabajadores que se encuentran constantemente expuestos a materiales incandescentes.

Para darle forma con la temperatura es necesario que las láminas de acrílico sean sometidas a altas o muy bajas temperaturas de forma gradual. Estas temperaturas deben ser de 90 grados centígrados y de menos 190 grados centígrados por un tiempo determinado, el cual depende del espesor de la lámina que vaya a ser utilizada. Es muy fácil trabajar con este material, pues es muy versátil, además de que es mucho más ligero que el vidrio y más resistente que el mismo cuando el grosor es similar. Cuando hablamos de cómo limpiar este material, esta es mucho más sencilla, pues los que saben recomiendan que solo se haga con agua y jabón, evitando utilizar cloro. Después se recomienda utilizar una franela que esté limpia y nunca hacerlo con algún tipo de material abrasivo que pueda dañarla, como lo son el periódica, la fibra o un estropajo.

Si alguna de estas características es la que necesitas en tu hogar o área de trabajo, ahora ya sabes que las láminas de acrílico podrían ser la mejor opción y te animes a adquirirlas y establecerlas en donde las necesites.

En Plastitec.mx podrás encontrar más información sobre este tema.

Comments are closed.