Home » Uncategorized » Más vale prevenir

Más vale prevenir

Hace algún tiempo, para ser preciso hace diecisiete años comencé a trabajar en una empresa ya de manera formal siendo este mi primer trabajo dentro de una empresa llantera, en ese entonces me contrataron como ayudante en general realizando todo tipo de labores como barrer el patio todos los días por las mañanas a primera hora puesto que ya debía de estar limpio para dar una buena imagen a los clientes, también tenía que ayudar a descargar los camiones tortón o trailers que enviaban desde Guadalajara cargados de neumáticos, así como limpiar las herramientas que se usaban, lavar el baño, limpiar los casilleros, subir a las camionetas las llantas para ser entregadas a los clientes e incluso en algunas ocasiones acompañar al chofer en su recorrido del reparto de mercancías entre muchas otras actividades, después de cuatro años más o menos ascendí de puesto desempeñándome como ayudante de almacén, en esté ya no hacía lo mismo aunque sin duda tenía más responsabilidad pues mi deber consistía en apoyar a mi jefe; por supuesto era necesario llevar una relación muy exacta de la contabilidad en las entradas y salidas de mercancía aunque claro que si era necesario hacer las entregas con los repartidores pues lo hacía.

Pasados dos años obtuve la oportunidad de colocarme en el cargo de jefe de almacén, por supuesto que me sentía orgulloso a pesar de estar consiente que también significaba una responsabilidad mucho más grande que la anterior ya que mi labor incluía visitar al proveedor en sus instalaciones o bodegas además de eso montar y desmontar los neumáticos que requería el cliente dado que para la empresa en la que yo laboraba tenía que llevar el material para realizar el cambio de llantas de sus vehículos y este consistía en trasladar una camioneta equipada con una compresora de aire y señalamientos viales, como son conos y cinta para delimitar el área de labores pues si se trataba de una emergencia se debía hacer el cambio de llanta en la vía pública, además de todo tipo de herramientas como pinzas, desarmadores, pivotes, martillo de goma, espátulas, barreta desmontadora y otra más que sirve para montarla y lo principal el personal que obviamente también tenía la obligatoriedad de portar el uniforme y zapatos de casquillo para mayor protección además de un chaleco con reflejantes.

Desafortunadamente la empresa tuvo que cerrar derivado de una fuerte crisis económica de la cual no se repuso, por lo que ahora he observado en algunas empresas a las cuales he acudido a entregar mi currículo que no tienen las mínimas medidas de seguridad, por lo cual me sorprendí que tengan estas anomalías y de no llevar a cabo el reglamento de protección civil.

Dado que bajo mi opinión no representa un gasto la prevención al contrario es una inversión toda vez que con ella se descartarían riesgos y accidentes de trabajo los cuales si no se evitan terminaran convirtiéndose en un gasto mayor, sin embargo en tanto no se cumpla cabalmente con estas acciones la empresa se verá obligada a pagar una multa además del deber de encargarse de los gastos médicos o incluso de costear la indemnización de su trabajador si es el caso.

Protección civil es la instancia que debe regular las normas bajo las que una industria opere, conozco un poco del tema puesto que formaba parte del comité de protección y seguridad en el que se especifica claramente que es prioridad resguardar la integridad física de los empleados, involucrándolos en la capacitación que va dirigida a todo el personal operativo y administrativo que se desempeñe en las actividades del centro de trabajo.

Tal vez algunos empresarios consideren que es un hostigamiento el que se les exhorte a tener la responsabilidad y cultura civil pero esto es en beneficio de su negocio pues de esta forma no se encuentra en riesgo su patrimonio, como le sucedió a la empresa en la que anteriormente laboraba.

Comments are closed.