Home » Uncategorized » El círculo virtuoso para aprender inglés

El círculo virtuoso para aprender inglés

Es notorio que para estas alturas, el idioma inglés ha tomada tal relevancia que ya es parte de los programas de estudio de las escuelas en México y también se han incrementado las opciones de los cursos de inglés, ya sea a través de instituciones físicas o en línea.

Lo que queremos enfatizar en esta ocasión es que si bien es importante tomar cursos y aprender el idioma tanto de forma escrita como oral y saberlo leer y entender, la parte crucial del idioma es el poder comunicar nuestras ideas a través de un inglés fluido en una conversación.

De hecho, me han consultado si el estudiar las reglas de gramática durante años permite mejor la fluidez del inglés hablado.

La cuestión es que si un curso solo se centra en la enseñanza de la gramática y el vocabulario, en lugar de utilizarlas en situaciones normales y cotidianas, sencillamente no se alcanzará el objetivo de tener un inglés conversacional fluido.

Por lo tanto, es importante el elegir cursos de inglés que se centren en el inglés conversacional y no solo en la teoría de la gramática.

El juego de roles, el trabajo en grupo y las conversaciones uno a uno te permitirán aumentar tu confianza y proporcionar la práctica necesaria.

Esto no quiere decir que la gramática y el vocabulario no son importantes, pero es importante balancear el aprendizaje con medidas que incluyan conversaciones reales.

Así tendrás la oportunidad de poner en práctica todas las reglas que has estado aprendiendo en libros de texto y en clases más estructuradas, mientras permaneces en un ambiente seguro con un guía disponible para corregirte y apoyarte.

¿Cuánta veces no has estado en situaciones en donde observas que las reglas gramaticales las manejas bien e incluso puedes escribir textos en inglés de forma “fluida”, leerlos y hasta entender lo que una persona te está diciendo en inglés y a la hora de entablar una conversación, sencillamente los sonidos no llegan a salir de tu boca?

¿Te sientes identificado con esta situación?

De hecho, muchos nos cohibimos al hablar, porque si bien entendemos y conocemos las reglas, sencillamente nuestra pronunciación es tan mala que nos llega a dar pena y entramos a un círculo vicioso en donde por pena, no hablamos.

Y lo mejor para poder entablar una conversación fluida en este idioma es justamente el hablarlo, solo que es tanta la pena, ya sea porque alguien tiende a burlarse o es tanta la corrección de nuestra pronunciación que preferimos mejor callar.

Bueno, como verás, este círculo nada virtuoso que afecta nuestro aprendizaje hay que romperlo de alguna forma, porque así no podremos expresarnos en este idioma.

Es aquí donde un buen apoyo a través de un hablante nativo nos puede ayudar. La idea es encontrar ya sea ese curso, la persona o el ambiente en donde se te permita hablar sin criticar, con el solo objetivo de ayudarte a mejorar.

A medida que vayas tomando confianza al soltarte en hablar en inglés, será la mejor forma de que poco a poco los sonidos vayan fluyendo, así como las ideas bajo este nuevo esquema del idioma.

Otra cuestión es que definitivamente no intentes siquiera traducir a tu idioma materno el mensaje que te está llegando y la idea que desees transmitir… piensa y siente el inglés, solo así comenzarás a fluir.

Comments are closed.