Home » Uncategorized » Fortalezas y debilidades empresariales

Fortalezas y debilidades empresariales

Hace unos días, un amigo me habló para preguntarme si es que conocía algún lugar donde para conseguir préstamos seguros, debido a que necesitaba dinero urgentemente, porque su empresa recientemente tuvo que cerrar y despedir a todo el personal, al menos por un tiempo, ya que tiene también planeado abrir una empresa nueva por su cuenta.

Estos préstamos por los que me preguntaba mi amigo eran para cubrir los gastos de nómina, renta y luz, pagos, como todos pueden imaginar, urgentes.

Debo decir que me sorprendí un poco al escuchar los gastos tan básicos que tenía, aunque no debería de sorprenderme, debido a que lo he visto muchas veces con muchos directores de empresas.

La razón por la que digo que son gastos básicos no significa que sean gastos menores, sino que son los más importantes y que no se deben de dejar pasar, aunque por desgracia suceda muy seguido.

Esto se debe a la simple razón de que algunos directores de empresas priorizan muy mal sus gastos; muchas veces prefieren pagar lujos personales a pagar sueldos completos y puntuales a sus trabajadores, quienes pasan ocho horas diarias trabajando para ellos.

Recuerdo cuando mi amigo abrió dicha empresa; la idea pintaba muy bien y sus socios eran renombrados por éxitos mayúsculos en distintos negocios en el pasado, siendo así como se conocieron, en la cima de los negocios.

Aunque una idea sea magnífica, nunca funcionará si se ejecuta con las personas equivocadas, por lo que es imperativo escoger a los socios indicados, para poder conseguir un éxito constante y estabilidad, así como evitar conseguir un gran éxito que después se convierta en un gran fracaso, por no saber mantener la estabilidad a largo plazo.

Muchas personas podrán saber conseguir una gran victoria, pero pocos saben  mantenerse exitosos en cada operación y así hacer un puente largo sobre los innumerables problemas que pueden venir en una empresa.

Al principio, mi amigo no dejaba de decir que sus alianzas estratégicas asegurarían sus éxitos constantes, ya que los cuatro socios eran personajes de mentalidad muy similar y sumamente agresivos en sus modos de operar.

Aunque eso sonaba casi perfecto, dicha alianza tenía una falla crucial y una falla que le sucede a muchas personas al momento de escoger a sus respectivos socios; esta falla consiste en que las personas similares son parecidas porque tienen las mismas virtudes, algo que por lo general lleva a tener fallas muy similares.

Esto presenta una complicación tremenda al momento de enfrentar problemas, ya que la resolución de estos generalmente se consigue por una buena combinación de virtudes, formando así una red efectiva de resolución.

Esto significa que una estrategia de selección de socios es encontrar a alguien con una misma visión y ambición equitativa a la nuestra; sin embargo, que posea destrezas distintas a las nuestras, es decir, que sea fuerte donde nosotros somos débiles y viceversa.

Comments are closed.