Home » Uncategorized » ¿Sabes cuánto vale tu empresa?

¿Sabes cuánto vale tu empresa?

valuacion-de-empresas

Ante la pregunta de cuánto vale algo, por lo general solemos pensar en el precio y como el concepto de precio nos remite al de compra-venta, llegamos a la conclusión de que sólo necesitamos saber cuánto vale algo, en el caso de que tengamos la intención de comprar o vender.

Sin embargo, al tratarse de una empresa, el valor no tiene qué ver estrictamente con el precio. De hecho, en un proceso de compra-venta de empresas el precio se establece después de una negociación, que conduce a un acuerdo entre ambas partes.

El valor de una empresa se mide en términos de la rentabilidad del negocio, tanto en el momento presente como a futuro, de los estados financieros y de las transacciones comparables que se hayan llevado a cabo en el mercado.

Lo anterior implica que la valuación de empresas es un proceso complejo, que implica un análisis cuidadoso se todos sus activos y pasivos, así como de su productividad, su participación en el mercado y su potencial para generar ingresos o beneficios. Por ello existen compañías que se dedican especialmente a llevar a cabo este trabajo.

Ahora bien, como mencionamos más arriba, podría pensarse que una valuación de empresas sólo es necesaria en el caso de que el dueño esté pensando en vender. Sin embargo, aun cuando ustedes, apreciados lectores, no hayan considerado la posibilidad de poner su empresa en venta, existen varias razones por las que sería conveniente iniciar un proceso de valuación.

valuacion-empresas

Éstas son algunas de las que nos dan expertos como los de Zimma:

  1. Adelantarse a posibles ofertas

Nunca se sabe con exactitud cuándo se presentará una buena oportunidad de negocios. De lo que sí podemos estar más seguros es que si no aprovechamos esa oportunidad cuando llegue, probablemente no volvamos a tener otra semejante. Previendo esta posibilidad, no está mal iniciar un proceso de valuación de empresas aunque no se tenga ninguna intención de vender. De hecho, tal es el mejor momento, porque así la valuación podrá hacerse con minuciosidad y cuidado, sin que la prisa por cerrar algún trato interfiera.

  1. Agilizar los procesos de sucesión o compra de acciones

Aunque los fundadores de una empresa nunca tomen la determinación de venderla, lo que sí tendrán que hacer en algún momento es heredarla a sus sucesores. También puede darse el caso de que alguno de los socios quiera vender sus acciones o que se admita a un nuevo socio. En cualquiera de los casos anteriores será necesario conocer el valor de la empresa y qué mejor que estar preparados para ello.

  1. Hacer mejores inversiones

Conocer el valor de la empresa permitirá tomar mejores decisiones de inversión, en el sentido de que se pueden priorizar las adquisiciones o inversiones que ayuden a incrementar el valor de la empresa.

  1. Desarrollar estrategias para incrementar el valor de la empresa

Si la venta de la empresa es una posibilidad que se contempla a largo plazo, hacer una valuación a manera de prueba permitirá identificar áreas de oportunidad para mejorar. De esta forma, cuando llegue el momento oportuno para vender será posible aspirar a mayores beneficios.

Comments are closed.