Home » Uncategorized » Lo que puedes lograr con una empresa de factoraje

Lo que puedes lograr con una empresa de factoraje

¿Qué podrías lograr hoy, si tu negocio recibiera una inyección de capital? Quizás comprar o rentar ese nuevo equipo que haría mucho más eficiente tu producción; invertir en la capacitación de tu personal; hacer esas remodelaciones o ampliaciones que vendrían tan bien; o ponerte al día con tus pagos y obligaciones fiscales.

empresas-de-factoraje

Ahora bien, ¿qué alternativas tienes para obtener esa liquidez? La más conocida es el crédito. Los bancos y otras instituciones financieras cuentan con créditos especiales para las empresas, que incluso se diversifican y varían sus requisitos y condiciones, en función de tus objetivos (compra de equipo, ampliación, amortización de deudas). Sin embargo, un crédito puede ser algo tardado y engorroso de tramitar, además de que la deuda puede convertirse en un pasivo para tu empresa.

Otra opción es buscar un inversionista; una entidad privada o pública que pueda obtener un beneficio del desarrollo de proyecto. O bien, la posibilidad que se antoja más como un sueño; un particular con mucho dinero y la buena intención de donarlo a la mejor causa. Cierto es que existen oportunidades semejantes y con una buena presentación y una idea atractiva puedes lograr que más de un magnate o gran compañía se interesen en tu empresa.

Sin embargo, para quienes buscan soluciones más inmediatas y quizá un tanto más ancladas en la realidad, están las empresas de factoraje. Por si aún no tienes muy claro el concepto, daremos una breve explicación. Al estar en activo, tu negocio genera ventas o contrataciones, por las cuales emites facturas, pagarés o algún tipo de contrato. En suma, tu empresa vende y genera cuentas por cobrar.

Pero ya sabrás lo complejo que puede ser el proceso de cobranza; las compañías tienen sus calendarios de recepción y emisión de facturas; algunas modalidades de pago pueden tardar en efectuarse y también es posible que vendas a crédito. Estas condiciones son las que te mantienen esperando y detienen todas las mejoras que podrías hacer en tu empresa.

factoraje

Pues bien, el factoraje consiste en obtener un adelanto de esas cuentas por cobrar, a cambio de ceder los derechos de cobro a la empresa que te lo proporciona. El pago de dicho adelanto puede hacerse, generalmente, de dos formas: tus deudores te pagan conforme a lo establecido y tú transfieres ese dinero a la empresa de factoraje; o bien es dicha empresa quien se encarga de la cobranza, a partir del momento en que tú entregas tus facturas. En ambos casos se aplicarán cargos por comisión, trámites e intereses, pero estos suelen ser menores a los que manejan en los préstamos.

Lo interesante del factoraje es que como se trata de un adelanto de tus cuentas por cobrar, no constituye un pasivo financiero. Además, incurres en menos riesgos, porque no estás dando como garante tus bienes o los de algún aval, sino las cuentas que tus clientes ya se han comprometido a pagar. Lo que debes revisar muy bien al firmar un contrato de factoraje son las condiciones de pago y lo que puede pasar si tus deudores se atrasan o no pueden cumplir con su obligación.

Si tienes proyectos para tu empresa y quieres empezar a cumplirlos, acércate a empresas de factoraje como Unifin y descubre lo que puedes lograr.

Comments are closed.