Home » Uncategorized » Evitar catástrofes

Evitar catástrofes

La semana pasada tuvimos un problema en la fábrica, ya que una de las máquinas de empaque dejó de funcionar en un momento crítico, ya que debíamos hacer unas entregas de carácter urgente y no podíamos simplemente decir “Lo siento, no lo tenemos debido a problemas técnicos con nuestras maquinas”, ya que este lenguaje el día de hoy, con la competencia que hay, simplemente no puede existir.

Esto verdaderamente fue un problema que salió “de la nada” y nos causó muchas complicaciones que solo se pudieron resolver con la ayuda de otra empresa cuyas máquinas sí funcionan.

Por supuesto, aunque la situación se resolvió, esto enfureció mucho a la directiva, incluyéndome a mí, ya que nos molesto mucho el hecho de pagar salarios puntuales y nada bajos para recibir este tipo de distracciones del equipo técnico.

Después de haber tenido una larga discusión con los jefes de aquel departamento, quienes negaban toda culpabilidad, subí al último piso, donde me encerré en mi oficina por un par de horas sin recibir llamadas ni consultas, debido a que aunque inmerso en pasión, siempre entiendo que uno debe enfriarse antes de hacer nada o lo haremos mal.

Al estar sentado en mi oficina viendo al techo, me di cuenta de que toda la culpa, o al menos mucha de ella, la tenía yo, debido a que yo soy responsable de mi propia empresa y de la conducta de mis trabajadores.

Esto significa que si no quiero que cosas como estas sucedan, tengo que estar al pendiente de todo lo que está sucediendo en este lugar y reorganizar la forma en la que todos estamos operando.

Esta reorganización muchas veces puede ser muy compleja y fastidiosa, pero siempre hay que estar listos a batallar severamente para ser victoriosos en las millones de pequeñas y grandes batallas que hay que atravesar en la vida.

del-pino-senales-y-senalizacion-luminiscente-senal-de-obligatorio-cumplir-todas-las-normas-de-seguridad-522577-fgr

No obstante, antes de hacer la restructuración de esquemas, era preciso el entender por qué habían sucedido estas fallas, a modo de que no vuelvan a suceder, un trabajo que solo los expertos y los técnicos podrán determinar.

Al hablar brevemente con uno de los técnicos, me di cuenta de que los errores jamás están hechos de una sola pieza, sino que son una cadena de muchas piezas o varios pequeños errores que forman uno grande.

Esto no solo es algo que consterna a las máquinas, sino que también aplica a todos los seres humanos, quienes, debido a nuestra naturaleza, cometemos errores constantemente.

Estos errores muchas veces son cometidos por simples distracciones, que muchas veces pueden causar efectos desastrosos.

Por esta razón, desde que entendí eso, cada noche antes de dormir apunto las actividades que hice en el día y monitoreo cada una, juzgándolas por sus procedimientos y resultados.

Al hacer esto me di cuenta de que ver las cosas dos veces de una manera sistemática puede evitar grandes catástrofes.

Comments are closed.