Home » Uncategorized » La decisión de empezar

La decisión de empezar

El día de hoy al estar volando en un avión de VivaAerobus estuve reflexionando sobre los pasados seis años y sobre la decisión que es el emprender, en los negocios o en cualquier otra  profesión, ya sea artista, futbolista o lo que sea, algo que es enormemente gratificante y satisfactorio como lo es difícil.

La decisión de emprender no solo es una que debemos tomar a la ligera, sino una que debe llegar a nosotros desde nosotros y pasar por un periodo de reciclaje mental para absorber sus nutrientes y analizar cuidadosamente sus toxinas.

emprender

Si es que nos amamos a nosotros mismos, debemos de saber muy bien de dónde vino nuestro deseo o inquietud de dejar nuestro trabajo de 9 AM a 6 PM, donde ganamos un ingreso constante y seguro pese a que tengamos resultados o no, a no ser de estar en ventas, donde hay que cumplir semanalmente o estamos fuera.

Si nuestra razón por emprender se encuentra ligada al deseo de tener más libertad y tiempo para nosotros mismos y para nuestras familias, entonces no debemos hacerlo, ya que seguramente nos irá  muy mal, ya que el camino fácil termina siendo siempre el más difícil.

Si nuestra razón es porque tenemos una idea por la cual estamos dispuestos a desarrollarla o morir en el intento y saber que trabajaremos el doble o el triple de lo que trabajábamos en nuestro empleo, entonces sí es recomendable tomar el paso del emprendimiento, ya que todo puede pasar.

Hay muchas personas que tienen en mente la idea de que al emprender con el pie derecho encontraremos la cueva de Alibaba  en tres meses, después de los cuales podremos relajarnos por completo y vivir la vida, un concepto completa y totalmente erróneo, del cual debemos tener mucho cuidado si no queremos caer en el mismo error que caen los viajeros en el desierto al ver un pedazo de arena como un oasis, por el exceso de sed.

emprender2

A su vez, debemos estar consientes que el emprender es una decisión que debemos tomar nunca antes de consultar a nuestra pareja de tener una, ya que en los comienzos, los lujos tendrán que ser recortados considerablemente debido a que nuestros recursos serán limitados en la mayoría de los casos.

Una vez que tomamos la decisión de emprender, debemos tener muy en cuenta que muchas personas nos dirán que nuestro proyecto no va a funcionar, algo que nunca debemos de tomar como algo personal, ya que la mayoría de las veces estas personas nos lo dicen con la mejor intención.

Este aspecto es a su vez muy relevante al formar nuestro equipo con quien planeamos emprender, ya que siempre es bueno tener a una de esas personas que le encuentra un problema a todo, pero también una solución, esto es debido que muchas veces nuestra pasión no nos deja ver el panorama ante nosotros de una manera clara y concisa.

Así que si tienes las razones  y ganas adecuadas, ¡ve y emprende!

Comments are closed.